Hard Rock Rising 2015 – Día 1 con cabezas de cartel cuestionables

En este verano de festi en festi y tiro porque me toca (véanse entradas anteriores varias), llegó el día del Hard Rock Rising, del que compré la entrada casi que a última hora. Es lo que tiene vivir en Barcelona, ciudad con una oferta cultural que empacha: se solapaba con la presentación del Vulnicura de Björk y un concierto en petit comité de Ane Brun.  Así pues, la menda tenía que escoger entre ir consigo misma a dos conciertos digamos que poco convencionales, o ir muy bien acompañada a un festi. Y como lo social tiene preferencia – siempre -, puesto que las alegrías compartidas valen el doble, el Hard Rock Rising ganó el duelo cuando mis acompañantes dieron su visto bueno el día antes.

El Hard Rock Rising se trata de un festival con un solo escenario, en la playa, con la solanera y sed correspondiente como side-effect y un line-up con el rock en muchas de sus variantes como eje vertebrador (aunque no siempre consistente) + un DJ/productor para cerrar la noche para el que se puede comprar una entrada exclusiva. Y entre actuación y actuación, los Nasty Mondays te tienen entretenido pinchando lo que les apetezca. Por tanto, puede valer la pena invertir en una entrada para este festi si te mola el plan… o directamente pasar de ir.

En esta ocasión, el menú del día 1 consistía en…

  • Osceola Brothers (que no vi): blues rock
  • The Carnabys: rock que no me atrevo a clasificar, así que diría que tocan rock, así, a secas
  • Vetusta Morla: indie rock
  • Lenny Kravitz: indie/funk/blues/alternative rock
  • Kings of Leon: alternative/garage rock
  • Steve Angello (que no vi, blame it on the rain): house

The Carnabys, que ganaron el concurso Hard Rock Rising Global Battle of the Bands Competition 2013, presentaron su álbum debut No Money on the Moon, de la mano del productor Eliot James (Two Door Cinema Club). Si tuviera que resumir su actuación con una sola frase, esta sería: energía de un caballo desbocado sin un rumbo claro. Como se dice popularmente, The Carnabys lo dieron todo, pero se encontraron también con un público tirando a escaso y tibio que se quedó un poco desconcertado con tanta pasión desenfrenada unilateral aderezada con un destrozo monumental de “Song 2” de Blur. Neeeeeext.

The Carnabys
The Carnabys, que en ballaven més que en tocaven.

Les seguirían Vetusta Morla que, tras su excelente actuación, podemos afirmar rotundamente que merecían aparecer en escena como mínimo tras Lenny Kravitz. Puede que porque un nombre español “no venda” tanto como un Kravitz o un Kings of Leon, les tocó sin embargo aparecer a plena luz del día, lo que potenció la transpiración de todos los ahí presentes, tal y como apuntó el cantante madrileño, Juan Pedro Martín “Pucho”, en un catalán digno de admirar.

Vetusta Morla son un grupo español de indie rock con tres álbumes de estudio a sus espaldas y reconocimiento in crescendo. A Vetusta Morla los vi ya el año pasado en el Cruïlla 2014, cuando aún no los conocía. Esto pasa cuando te centras en la escena internacional y te olvidas del vecino de al lado. Mal, muy mal, Mª del Mar.

Asistir a un concierto entero de alguien que no conoces puede ser todo un reto, pero debo decir que no fue el caso con Vetusta en el 2014: me causaron muy, pero que muy buena impresión, por lo que gracias a su actuación empecé a investigar sobre ellos (que para eso va una a festivales, a impregnarse de nuevos sonidos y explorar nuevas vías). Que un estudiante mío fuera a su reciente concierto en el Sant Jordi Club (con dos fechas hasta la bandera, ahí es ná) y contara maravillas de ello fue lo que me dio el empuje definitivo. Por tanto, con oídos entrenados aunque solo en versión enlatada, encaré esta segunda actuación para mí de Vetusta con un bagaje relativo que me permite afirmar que Vetusta Morla en directo suenan con un vibe distinto al disco, pero muy grande. No es tanto como más emotivo sino como más profundo y tangible, a través de las interpretaciones de Pucho (porque Pucho no canta sin más, interpreta) con su voz inconfundible. Añadámosle los brincos de Jorge; los momentos coreografiados estudiados; los años compartidos, que se perciben en el aire, y los arreglos para la ocasión, junto a un público nacional entregado al 100%. Los próximos deberes para Vetusta son la conquista del mercado internacional. Que conste en acta.

Vetusta Morla
No, no és cap ball de bastons tradicional.

Si bien no puedo lanzarme a enumerar detalles concretos de cómo se ejecutaron los 12 temas desgranados en el concierto, que supieron a poco, sí puedo decir que incluyeron el que hasta la fecha, es “mi tema” favorito de ellos, “Fuego“, durante el cual es un placer visual ver cómo música y letras se adueñan del cuerpo de Pucho hasta perder el mundo de vista.

Y habiéndome reprimido hasta el momento, ahora viene el momento freaky: algo así lo he dicho sólo una vez anteriormente en este espacio, concretamente de Dan Reynolds de Imagine Dragons, pero aunque me repita…

1) yo quiero ser pareja de baile de “Pucho” y Jorge González, el percusionista

2) yo quiero ser pareja de baile de “Pucho” y Jorge González, el percusionista

3) yo quiero ser pareja de baile de “Pucho” y Jorge González, el percusionista

Lo que transmiten este par corporalmente es brutal. Podrías pasarte el concierto entero observándolos. Así, sin más. Pucho tiene un gran dominio de sus movimientos, sobre todo brazos, manos y gestos faciales, mientras que Jorge es como si necesitara sacar todo lo que lleva dentro a base de saltos y slides.

Vetusta Morla
Jorge González y Pucho de Vetusta.

Y por si no había quedado claro… yo quiero ir a bailar con Pucho y Jorge González, el percusionista. Por supuesto, el resto de miembros de Vetusta Morla (David “el Indio”Álvaro B. BagliettoGuillermo GalvánJuanma Latorre) también serán bien recibidos; aquí no le hacemos feos a nadie. Una muy buena ocasión podría ser durante o tras el concierto en Málaga el 25/9. Yo lo dejo caer, como aquel que no quiere la cosa, que cosas más raras se han visto

Lenny Kravitz ofrecería un concierto correcto, con músicos de gran calidad, despliegue de metales y coristas excelsos, y con todos los éxitos que esperábamos. El suyo no es que fuera el gran concierto de la historia, pero sus seguidores entusiastas ahí presentes, la mayor parte femeninas, se desvivieron a cada movimiento y tema de esta conocida estrella del rock. Su actuación empezó con sus temas más funky y soul, incluso en las canciones originariamente más rockeras como “American Woman” para terminar con la  coreadísima “Are You Gonna Go My Way“. Si bien Kravitz se paseó por el pasillo central para el gusto de los sedientos asistentes, sobre el escenario se mantuvo en su ambiente, sin arriesgar más de lo necesario. En resumen, una actuación insulsa, con alguna que otra punta de brillo.

Y al fin llegaron la gran debacle de cabeza de cartel para el 24 de julio: Kings of Leon. Sin duda alguna, los juegos de pantalla creativos de su espectáculo fueron lo más destacable de su actuación, y lo que marcó la diferencia de las anteriores. Por ellos deberían adoptar el nombre de Kings of Neon, rather.

Kings of Leon Kings of Leon

Pero por lo demás, actuación plana, insulsa, para cubrir el expediente. Creo que con estos tuits, resumo el resto:

kings abu

Así pues, ante tal bodrio King-Leoniano, acompañado de cuatro gotas de lluvia, e incluso antes de que terminaran su actuación, Mar(ibel) se dirigió de vuelta hacia Badalona Beach, perdiéndose incluso a Steve Angello, para poder tener las horas suficientes de sueño para lo que estaba por llegar el día siguiente…

Ver galería de imágenes.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s