¿Qué tal un Tocata para 2016?

Leía esta mañana asintiendo párrafo a párrafo este artículo de Fernando Navarro para El País cuya tesis es que en la televisión pública española no existen programas televisivos, ni de calidad ni sin ella, que popularicen (aún más) la música pop.

La televisión pública española optó por “Nochevieja a Cachitos 2015” para amenizar la Nochevieja, programa que fue hasta trending topic y apreciado incluso por periodistas como Àngels Barceló, que destacaba el gran trabajo humorístico del rotulador del programa.

barcelo

Anécdotas aparte, estoy totalmente de acuerdo con el autor en que no sólo de nostalgia vive el ser humano. Que para una Nochevieja y un programa semanal, tiene su gracia, pero lamentablemente tenemos un vacío monumental en televisión en cuanto al tratamiento de las novedades musicales se refiere. Que sí, que existen canales de vídeos musicales como el de RAC 105; que si tienes acceso al canal Sundance, muy de vez en cuando te encuentras alguna perla (entre películas que no sirven ni para tener de fondo en una siesta de domingo); que sin comerlo ni beberlo, el día 1 de enero por la mañana echaron el U2 Innocence + Experience Live in Paris en Canal Plus que enganché de pura potra, pero…  ¿Dónde está la regularidad? ¿Dónde está la coherencia? ¿Dónde está la planificación? ¿Dónde está esa agenda semanal de programa(s) como Rockopop que, como antaño, veía un sábado por la tarde sentada en el suelo del comedor mientras mi madre planchaba? ¿Dónde está ese Tocata de después de Barrio Sésamo? ¿O era antes? ¡Hace tanto que ya ni me acuerdo! ¿Dónde está Wally? Por no hablar ya de MTV, que lo que más me causa en verla es vergüenza ajena, y no hablo de los programas de adolescentes de dudosa ética, sino de las galas de premios con playbacks terroríficos, en que incluso ciertos premios se otorgan gracias (?!) al poder de las masas fandómicas que habitan en las redes.

Y ahí es dónde me vuelvo a referir a ese gran universo maravilloso que es Internet para poder estar al día de las novedades musicales. Parece que la televisión vive anclada en el pasado musicalmente. O ni eso, pues no llegamos ni a tener una ínfima parte de los programas que en su momento hicieron que, de niña, pudiera ponerle cara y movimiento caderil a mi querido del alma Dave Gahan (¡grande Tocata!).

Y digo Internet, y no la radio, porque lamentablemente también, en la radio comercial, los programas de los Top 40, Top 100 o 3×2 machacan sin cesar la misma música escogida por vete a saber quién con fines comerciales y una vez ya has agotado (o enamorado a base de insistir) al oyente con el single X del grupo Y, nada más se supo de dicho artista. ¿Dónde están las entrevistas en profundidad con los cantantes y compositores? ¿Dónde están los estudios de tendencias comparativas con otros países? ¿Dónde está la promoción de grupos emergentes? ¿Dónde está Wally? ¿Dónde?

Así pues, si realmente quieres estar al día de lo que se cuece en el panorama musical actual – y no hablo ya sólo de pop, no te queda más remedio que navegar por el océano incierto que es Internet. No sin sus menos: como océano que es (y creciendo cada día más con el cambio climático – chiste malo, no, lo siguiente – I know), Internet está lleno de un número infinito de moluscos, por lo que a menos que des con la gran fortuna de encontrarte con music curators cuyos gustos musicales coincidan más o menos con los tuyos (como es mi caso, thank God!), encontrar perlas te va a costar Dios y ayuda. No obstante, ser music curator no es para nada fácil tampoco: suscríbete a los RSS de revistas musicales (alternativas o no) en línea, déjate sorprender por la mágica aleatoriedad de Soundcloud o Bandcamp, date una vuelta por el canal de YouTube de KEXP o BBC1, escucha ese programa de radio en línea de música rara innovadora como puede ser el Something More de Tim Shiel… Pues para machaque, no tienes más que poner la radio de turno et voilà. Eso sí, una vez estás seguro de haber encontrado LA perla, no te olvides de compartirla y quizás algún día ese artista desconocido, en un muuuuundoooo ideaaaaaaaaaaal, llegará a formar parte del collar musical de alguien. Wishful thinking.

Así pues, puesto que las utopías mejor dejarlas de lado, desde aquí le pido al año nuevo que nos traiga ese programa televisivo público que nos sirva de escaparate de la música pop actual. Ya no digo ni indie, ni rarezas, pero sí con un mínimo de rigor y calidad. La cuestión es empezar. Otra vez.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s