Cruïlla Complete Line-Up

Cruïlla 2018The Festival Cruïlla, one of my faves, has just announced its complete line-up, for which I’ve written this piece. In it, I couldn’t help but mention how disappointed I am not to see Florence + The Machine in the line-up, especially taking into account how high the price of this fest has risen up to. But I also appreciate acts of the likes of The Roots, Kygo, Blaumut and Ramon Mirabet, among others. Now it’s time to get down to listening to the other artists and see who I fall in love with this year.

Advertisements

Blaumut’s Tour Comes to an End

blaumut-xavi-de-la-iglesia

It is a fact that I’m not much into music sung in Catalan so I don’t know much about many of what’s going on in the Catalan scene despite there actually being groups with a deserved reputation. However, if there is a group that I can say I know quite a bit about, that will be Blaumut, whose “El primer arbre del bosc” tour came to an end last Tuesday at the Sala Apolo with a sold-out gig. Theirs was a great gig, very Blaumut-like, with all their essence, their jokes, their closeness, their kindness and their spirit. Some other Catalan artists joined them on stage to celebrate not just the end of this era, but what seems to be the beginning of a new one, with a third album already in the works.

You can read the review here and see some more pics here.

 

ZOO XXI’s ‘No tot és tan bonic com sembla’

no tot és tan bonic com sembla zoo xxi
Artwork designed by Ana Lorente Diseño / Ilustración.

Roger Gascon, who I got to know about through The Lazy Lies, has recently been working on a new project for platform ZOO XXI consisting in an eponymous music album, the profits from which are aimed to improve the animals’ quality of life at zoos, among other things. I learned about the project through his FB and thought that writing a piece on it in Spanish (the first single, ‘No tot és tan bonic com sembla‘ – ‘Not everything is as nice as it seems’, is in Catalan) would help to extend the project beyond Catalonia even if it’s just a teeny-weeny bit, as I write for no big mags. And who knows, as this blog receives visits from remote countries from time to time, someone from Kiwiland or Down Under might find Catalan exotic enough to buy the single or the album. Plus, ‘No tot…’ is a good song. What else!

For now, only the first single, which you can purchase here for just 0.99€), has been released. It was written by Roger Gascon himself, who appears in the videoclip along with some solo artists and other collaborators from several well-known bands (Luthea Salom, Cesk Freixas, Sidonie, Pastora…) as well as with popular actors (Núria Gago, Jordi Roig, Mónica Pérez) who are also pro-animal rights.

By the way, the video on YouTube contains subtitles in Catalan, Spanish, French and English!

Finally, I must once again acknowledge Roger Gascon’s enthusiasm as well as his extremely prompt and generous help providing me with extra info missing on the press release as well as with several pictures related to the making of the music video clip. Always a pleasure… and a privilege!

‘El Llibre Blau de Blaumut’ Presentation

The third article I wrote for Hipsterian Circus during my trial period consisted in covering a local event. After considering writing on a microstories competition on Twitter for Badalona inhabitants, I changed my mind and decided to add a different event to my agenda: the official presentation of El llibre blau de Blaumut. It was a free event, at a decent time, and into which I didn’t have to do much research, as I’m very familiar with this quintet. The images that appear in the article are all mine.

blaumut

Banda sonora cosecha del 2015

BeFunky Collagejpg
As requested
(Mané & co.), lo que viene ahora no es necesariamente ni los mejores discos ni los temas más celebrados, pero sí lo nuevo que he venido escuchando este año y que, en un mundo ideal, tendrían cada uno de ellos un artículo en este espacio. Si están en la lista es porque cumplen la condición de que hayan sido publicados este año. Excepto el indiscutible número 1, que ha recibido tanta atención como todos estos artículos en este blog, el resto aparece en random order. Así pues, procedo a hacer las listas de…

Álbumes y EPs más escuchados del 2015

hbhbhb

  1. Florence and The Machine – How Big How Blue How Beautiful: Por todo. Todo. Por ella. Por el concepto. Por la Odyssey. Por cómo lo he ido interpretando y reinterpretando a lo largo de 6 meses. Por lo que ha significado para mí y para otros. En fin, que qué big, qué blu y qué biútiful todo.
  2. Editors – In Dream: Muero. No me puedes mezclar indie-rock con synthpop y una voz de proyección impecable. No, don’t do this to me
  3. Blaumut – El primer arbre del bosc: porque hay que barrer para casa, y desgraciadamente, es con los únicos que estoy al día del panorama nacional regional.
  4. HEALTH – Death Magic: el día que me encontré escuchando esto on repeat no me lo creía ni yo.
  5. Sanders Bohlke – The Night: escuché de pura churra una versión de “Smalltown Boy” suya buscando una quote que se ajustara a lo que pienso sobre la independencia de esta mi tierra (Mother will never understand / Why you had to leave / For the answer you seek /Will never be found at home). Investigué, y me encontré con esta perla ideal para tardes/noche de estudio y trabajo.
  6. Alabama Shakes – Sound and Color: vozarrón, estilazo, disco de sábado por la tarde, gin-tonic en mano sin gin (una que casi no bebe).
  7. Years & Years – Communion: un momento poppy de esos de * hides behind a rock * lo tiene cualquiera y es un aire fresco en la escena pop. Don’t judge me on this. Eso sí, baladas fuera y en directo dejan bastante que desear.
  8. Seinabo Sey – Pretend: amor a primera escucha.
  9. Leon Bridges – Coming Home: hacía falta una nueva voz para el R&B.
  10. The Weeknd – Beauty Behind The Madness: las vacaciones en Suecia no hubieran sido lo mismo sin The Weeknd (ni sin la BSO de las Tortugas Ninja – long story).
  11. Susanne Sundfør – Ten Love Songs: con letras que, en ocasiones, no son más tópicas y típicas porque no se lo propuso, pero ese “escandinavismo” sonoro que desprende es lo más.
  12. Tame Impala – Currents: porque ese aire retropsicodélico es de lo mejorcito del año. Escribí también sobre ello por aquí.
  13. Foals – What Went Down: aunque no sea una gran devota de ellos, hay que admitir que el último álbum está muy bien.
  14. Villagers – Darling Arithmetic: * sigh *
  15. FKA Twigs – M3LL155X: en otra vida llegaré a ser la mitad de sensual que Tahliah. Lo sé.
  16. Glen Hansard – Didn’t He Ramble: probablemente no esté siendo objetiva con mi Glen, pero es lo que hay. Y está nominado a los Grammy. ¡Ahí es ná!
  17. The Vaccines – English Graffiti: Los descubrí preparándome para el Super Bock – Super Rock (I know, late to the party). Dicen que no es su mejor álbum – y seguramente no lo sea -, pero es el que me los descubrió y creo que muestra honestamente una evolución sin perder su identidad sonora.
  18. Unknown Mortal Orchestra – Multi-Love: tras Editors, otro descubrimiento de parte de mi prima portuguesa, Luísa Reina de los Tapires
  19. Blur – The Magic Whip: de nuevo, probablemente el objetivismo seguramente se acaba de colar por el retrete, pero es que mi Damon es mucho Damon. Le falta, no obstante, EL tema que te haga vibrar como un “Song 2”.
  20. Father John Misty – I Love You, Honeybear: por lo irreverente. Sería el álbum que ha venido a sustituir a mis The War On Drugs de last year.
  21. Jamie XX – In Colour: la mitad de The XX se defiende sobradamente solo.
  22. Empress Of – Me: nuevo talento emergente que promete.
  23. Nothing But Thieves – Nothing But Thieves: hará unos 15 días que los escucho y mucho. Thanks, Dot.
  24. Kelela – Hallucinogen: De los ultimísimos descubrimientos del año.
  25. Paul Woodford – Special Request: pues de esas perlas de remixes que escuchas una y otra vez en largas sesiones de trabajo.
  26. Björk – Vulnicura: Pues sí, me gustan los retos, me gusta Björk (léase a lo Manu Chao).

Sé que muchas listas incluyen a Julia Holter, Courtney Barnett, Drake, Floating Points, Grimes, Beach House y Sufjan Stevens, entre otros, y que seguramente, para ganarme la etiqueta de la más influencer, cool, hipster o como lo quieras llamar, los tendría que poner. Sin embargo, honestamente, los álbumes que han sacado no me dicen nada o nada nuevo. Adele y su 25 no está mal, y Honeymoon de Lanita del Rey tiene su qué pero no son redondos, así que, bonitas, sintiéndolo mucho, os quedáis también a las puertas de entrar. Y es que este año me han seducido más nuevas texturas y estilos. Y me falta muchísimo producto nacional. Muchísimo. Xoel López, todavía no te he investigado. Y del de casa, ya ni te cuento. Me han recomendado encarecidamente a Pau Vallvé. Habrá que ver.

Temas sueltos más spinneados:

Porque de haberlos haylos. Again, random order...

  1. Major Lazer ft DJ Snake & MØ – “Lean On“: Major Lazer un rato, vale, pero mucho me cansan. La canción, no obstante, es un temazo.
  2. Chairlift – “Ch-Ching“: tiene ese estilo juguetón, divertido tan característico de la banda aunque rozando el pop comercial muy buen conseguido.
  3. Vetusta Morla –Puntos suspensivos / Profetas de la mañana“: o lo que viene siendo el punto final a La Deriva.
  4. Marcus Marr & Chet Faker – “Birthday Card“: Oh my.
  5. Disclosure ft. Sam Smith – “Omen“: one of the greatest earworms of the year (con una pena de videoclip)
  6. Disclosure ft. Lorde – “Magnets“: otra pena de videoclip, además de que Caracal, el último álbum de Disclosure ha sido, para mí, uno de los grandes flops del año, aunque a A Head Full of Dreams de Coldplay se lleva la palma.
  7. Hot Chip – “Need You Now“: porque un Hot Chip siempre entra hot y bien.
  8. Lowtide – “Julia“: Joy Division meets Cocteau Twins.
  9. The Radio Dept. – “Occupied” – no tiene nada, pero me encanta.
  10. ANOHNI4 Degrees: De las perlas que comparto con tengustosdistintos.wordpress.com
  11. Free School –Good People“: quizás sea de estructura previsible, pero es lo que tiene el electropop.
  12. James Bay – “Hold Back The River” y “Let It Go“: Entiendo que haya sido una de las grandes revelaciones del año, pero entre él y Hozier, me quedo con el segundo. De ahí que probablemente no vaya al concierto.

Aquí también iría “Firestone” de Kygo, el gran hit del verano, pero me acabo de coscar que es del 2014. Oh well.

Conciertos destacables del año:

Y aquí, de todos los eventos a los que he asistido, los que merecen mención especial.

  1. U2 –Innocence + Experience Tour (Sant Jordi): El álbum en sí no está mal, pero el despliegue que se marcaron en su gran conciertazo hizo que valiera la pena la espera.u2 innocence
  2. Editors – In Dream (Razzmatazz): * sigh *P1080248
  3. Take That – III Tour (Hydro SSE, Glasgow): más que concierto, show redondo.P1030611
  4. Blaumut – El primer arbre del bosc (L’Auditori): lagrimita + subidón de espíritu. Y siguiendo reinterpretando las letras semanalmente gracias a #dillunsfotoblaumutera impulsado por El Xerrac de Blaumut en Twitter e Instagram.P1030038
  5. Damien Rice y Alt-J (Primavera Sound): lágrimas de cocodrilo con el uno, y te elevas, te vas y no vuelves con los otros.Alt-J
  6. Jamie Cullum (Cruïlla): con solo ese concierto tuve la entrada más que amortizada. Milky Chance y The Cat Empire  pusieron el resto.Jamie Cullum
  7. The Waterboys- Modern Blues Tour (Espai BARTS): muy, pero que muy entretenidos.The Waterboys
  8. Pet Shop Boys y Ellie Goulding (Way Out West, Göteborg): espectaculón lumínico los unos y profesionalidad la otra.Ellie Goulding WOW 15 (4)
  9. The War on Drugs y Beck (Way Out West): los primeros, guerreros de máxima precisión y al peque-Beck, que me lo envuelvan para regalo, que me lo llevo.Beck
  10. Blur, Goddess Flo, The Vaccines, Sting, Benjamin Clementine y Crystal Fighters (Super Bock Super Rock): sin duda alguna, el mejor festival de a los que fui este año.Blur
  11. The Frames – 25º aniversario (Iveagh Gardens, Dublín): el segundo día muchísimo mejor que el primero, todo ello muy Irish.The Frames
  12. FKA Twigs (Sónar): lo dicho, en otra vida me moveré como ella.FKA Twigs
  13. Robbie Williams (Sant Jordi y Playa del Fórum): el descaro personificado.

    Robbie Williams
    Foto: Gemma Comas
  14. Vetusta Morla (Playa del Fórum): Y ahí ya caí definitivamente rendida a sus pies.Vetusta Morla
  15. Quartet Mèlt: los descubrí en el “Oh Happy Day” de TV3 y me convencieron lo suficiente como para ir a verlos next week.

Seguro que me dejo artistas que irán apareciendo por aquí (la magia del internés). Por otra parte, puede que leer, no haya leído tanto como en años anteriores – excepto artículos de lingüística y redacciones de “mis niños”-, pero llevo un carrerón de consumo musical a las espaldas que lo compensa (o eso quiero creer). Note to self: aprender a usar Spotify comme il faut y explorar el terreno nacional. ¿Podré? A saber.

El año que viene, más.

Tant se val, que avui tot el que passi és normal

Vull pensar que el meu dia d’ahir no va ser normal i és per això que em disposo a escriure de memòria “detalls d’aquella història que ningú no ha explicat”. Detalls que a ningú no li importen; detalls sense el coneixement dels quals, el veí del 3r 2a, el tècnic de Movistar que va haver de venir dos cops com el dependent que em va posar tres marcs petits de fotos en una bossa gegant, podran dormir d’una tirada.

No, ahir no va ser normal. Vet aquí “l’inventari del que no vull oblidar”:

Ahir vaig veure que pots dir “xupiguai” a la tele per definir una rave matinal i sonar més eighties que mai. Ahir vaig constatar que el món és un panyuel i que dos mocs es poden trobar a una hora anormal i tenir la conversa més inconnexa que hagi dut mai a terme mentre un esmorzar espera sobre la taula. Oh my. Ahir vaig poder preparar tres unitats de llibre en dues hores i pensar que ja no hauria de carregar més els llibres amunt i avall. Ahir vaig poder ser testimoni d’un comiat d’un càrrec polític amb 30 faltes d’ortografia i/o gramaticals en 19 línies. Tant se val. Ahir vaig aprendre que els assumptes de seguretat nacional no són de la incumbència del President dels EUA. Ahir vaig poder esclatar a riure amb els meus estudiants adolescents mentre m’explicaven les seves aventures amb la profa de Naturals. Ahir vaig poder veure com el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte denegava per segona vegada un projecte de recerca qualificat amb una B amb arguments incongruents. Ahir vaig aprendre que un hola i un adéu només ho són momentàniament. Ahir me’n vaig adonar que pots anar a la platja un dia d’abril a les dotze del migdia i fer-te un pinrelgram sense provocar cap daltabaix.

Pinrelgram

“I és que potser tot gira a l’inrevés, ho fa algun cop al mes,
canvia de color calculadament.
Només és un detall, només és el que veus,
d’esquerra a dreta, i de cap a peus.”

Fragment de “Normal” dels Blaumut.

El fet, però, és que tornant la vista enrera al dia d’ahir, començo a pensar que potser sí que va ser normal. Sí, potser sí que ho va ser. De fet, tots els dies ho són. O no? Sigui com sigui, potser hauria de començar a pensar que sí. Perquè ahir vaig arribar a casa amb la satisfacció d’haver viscut un dia que sé que si l’hi expliqués al veí del 3r 2a, al tècnic de Movistar que va haver de venir dos cops, al moc de l’esmorzar i al dependent que em va posar tres marcs de fotos en una bossa gegant, el trobarien ben anodí, però per a mi no va ser així.

I és per això que tant me fa que tot el que hagi passat avui també sigui normal, perquè crec que estic en el bon camí de trobar “la recepta” del que en diuen “felicitat”.

Així doncs, fins demà.

Estrenos estudiados caídos del cielo

Goddess Flo did it again. Y ya van tres, tras “What Kind of Man” y “St Jude“, esta semana nos encontramos de la noche a la mañana con una nueva canción, “Ship To Wreck, del que va a ser el tercer álbum de una de mis cantantes favoritas actualmente: Florence Welch, como Florence and The Machine, y su How Big, How Blue, How Beautiful. Un estreno que, a día de hoy, me desconcierta aunque entiendo hasta cierto punto (y a eso voy), pues se hizo a través de un vídeo con una imagen estática para luego anunciar que hoy, justo antes de su actuación en Coachella, se proyectará el videoclip del mismo tema como estreno oficial.

Pero el interés de esta entrada no es “Ship To Wreck“, que no está mal pero tampoco mata, sino el estreno en sí y el mini-debate que originó entre Mané López (@_manelopez) aka Gustos Distintos y aquí la menda. Un debate que no versaba sobre este estreno únicamente, sino sobre esta moda relativamente reciente de ir sacando singles en cuentagotas meses antes del lanzamiento del disco de facto y sobre las posibles razones (pinchad sobre la foto para leer los contenidos, si gustáis).

Poca feina tenemos algunos…

Una que ya empieza a tener canas y no se las tiñe, empezó a darle vueltas al tema y ha decidido escribir aquí lo presente, basándose en el pasado (¡Juas!):

El hecho es que con excepciones contadas, léase el álbum de vídeos + canciones de Queen Beyoncé sin teaser alguno y el te-enchufo-mi-álbum-en-tu-inbox-de-iTunes-aunque-no-me-lo-hayas-pedido de U2 (olé por los estrategas de marketing de ambos), últimamente andamos encontrando que se anuncian las fechas oficiales de los lanzamientos de ciertos álbumes pero cuando llega el estreno propiamente dicho, es como si ya te supieras de qué va la cosa. Factor sorpresa gone. Excepción a la regla, que siempre la hay: el caso de Tame Impala (entrada coming soon), que afirman no tener ni pajolera idea de la fecha de lanzamiento (o eso dicen) aunque ya llevamos dos temas de teaser:Let It Happen” y “Cause I’m A Man“.

He encontrado una razón que creo que es la principal por lo que esto es así, dirigida única y exclusivamente al beneficio del autor y de todo el equipo de detrás (que son los que cortan el bacalao y se llevan la pasta, básicamente), y otra secundaria, que vendría a ser el beneficio añadido para el consumidor, todo ello regulado por el motor que mueve nuestras vidas y de las que parece que dependa nuestra existencia: Internet.

Como decía en nuestro mini-debate (vid. supra), en mis años mozos, es decir, esos años en que te esperabas delante de la radio para grabar con cinta de cassette esa canción que te molaba tanto y rezabas para que el locutor se callara la santa boca hasta terminar, este rollo funcionaba de manera distinta. Sí, me refiero a esa época en que esperabas pacientemente a que sonara esa canción que tanto te gustaba, lápiz y papel en mano para intentar descifrar el nombre del artista y/o de la canción pronunciados con ese inglés de Burgos de nuestros locutores castizos. Entonces, uno se enteraba de los estrenos a través de los periódicos o revistas especializadas (que yo particularmente no leía) y, por supuesto, a través de la radio, donde sonaba el tema durante unos días y luego, una vez te habías acostumbrado a esa canción (esa, una sola), salía el álbum en cuestión que, si era de uno de tus artistas favoritos, comprabas con los ojos cerrados, con la consiguiente celebración o decepción tras escucharlo por completo ya en casa.

En cambio, ahora, antes de sacar el álbum, ya tienes entrevistas corriendo por Internet, vídeos teaser (Brandon Flowers se lleva la palma últimamente, que alguien lo pare, ¡por favor!), fotos del art cover, stills de vídeos, making ofs de no se sabe bien bien qué, opciones mil de pre-order (¡hay que ver, menudo lío!) y what not de los temas por separado y álbumes as a whole, bastantes meses antes de salir a la venta. El summum del summum: la interacción con los propios fans que se marcaron esta semana Hoosiers en su newsletter, negociando con ellos el lanzamiento de su cuarto álbum, previo funding de parte de los mismos, con más opciones de combinación que los bikinis del Calzedonia.

Si te lo has terminado de leer y has sacado algo en claro, te mereces un premio.
Si te lo has terminado de leer y has sacado algo en claro, te mereces un premio.

Como bien decía Mané, tanto estreno hace que pierdas esa ilusión, ese factor sorpresa que tenías antes. Ese factor sorpresa que algunos de nosotros buscamos comprando discos por la portada sin ni siquiera haber escuchado nada o por simple curiosidad, o porque te han hablado de ellos. ¡Hay que ponerle emoción al asunto! Que sí, que si te vas a un centro comercial, te lo dejan escuchar allí antes de comprarlo, pero da palo escucharlo allí de pie y mucho más apuro decirle luego al vendedor: “Pues mira, no me lo quedo”.

Pero tener estos adelantos favorece precisamente que hablen de ti. Que piensen en ti. Que te critiquen. Que te alaben. Que estés presente en las vidas de tus seguidores y detractores. Que empiecen a hacer cábalas sobre qué tendrá que ver el título del álbum y el conjunto. Que se planteen la conexión entre una canción y la otra y si casan en estilos. Que comparen las canciones y las escuchen. Que las comparen con tus trabajos anteriores y te pongan en un pedestal o te crucifiquen. Que escriban una entrada de blog sobre ti, como por ejemplo, esta. 1, 2, 3, responda otra vez: esta. Y el bonus, porque siempre lo hay, es que además, muchos de estos grupos maestros del teaser musical están ahora de gira, y si quieren incluir en su setlist canciones del nuevo álbum (porque si no, irían con el mismo show que hace unos años y sería bastante decepcionante, por no decir penoso), el público las conocerá y reaccionará a ellas en vivo. Pues no nos engañemos, escuchar una canción por primera vez, requiere un esfuerzo, y si es en vivo, el esfuerzo es doble, pues el intérprete es más que probable que se encuentre con un público un tanto lost in space ante el nuevo input que le están presentando, como me pasó a mí en el pre-estreno de “El primer arbre del bosc” de Blaumut, que luego disfruté como nunca en L’Auditori dos semanas después tras haber comprado el disco y haberme aprendido las letras, claro está.

Dicho esto, me despido dándole gracias a quien sea que dirija la carrera de Flo, por propiciarme de aquí a unas horitas otro momento como el del estreno de “What Kind of Man” en el que poder vivir simultáneamente y compartir impresiones de un estreno, y como decía, ya van tres, con alguien que vive a 1000 kilómetros de mi casa, madrugón incluído. Nanit!