Àlbums del 2018 que ni fred ni calor

Dorian –Justicia Universal. Trobar la fórmula de l’èxit d”Cualquier Otra Parte’ era difícil. Massa. O potser sóc jo, que tant de sinte em cansa.

Florence + The Machine – High As Hope. ‘Grace’ i ‘Patricia’ deriven tant en el to com en l’amplitud sonora de la selecció més grandiloqüent de How Big, How Blue, How Beautiful. D’aquest àlbum em quedo, segurament amb ‘Big God’. No obstant això, en conjunt, no arriba a la categoria de HBHBHB, un disc que podria dir que va marcar el meu 2016, però sí que li he donat prou voltes com per incloure’l en aquesta selecció. Tampoc no passarà a la història de la música com res destacat, però és Flo, li donarem una altra oportunitat.

HAERTS –  New Compassion. Cuando se mezclan parejas en grupos, pasa lo que pasa, per la qual cosa, cinc anys després, HAERTS, ara amb una banda totalment renovada, es presenta enguany amb un àlbum més orgànic, abandonant els sintes i llançant-se a lletres més profundes, per dir-ho d’alguna manera.

Justin Timberlake – Man of the Woods. Que JT tregui un disc és una alegria suprema para tó tu body fins que veus que el resultat és el que és, sense gaire cap ni peus. O lo que es lo mismo, muy US audience-oriented. I que a sobre vingui de gira per Europa i, once again, no passi per la Península, com era d’esperar, es para hundirse (un poco más) en la miseria.

Unknown Mortal Orchestra –  Sex & Food. Després d’àlbums destacables, aquest any van i treuen no un, sinó dos àlbums. Too much? Too much.

Advertisements

HAERTS o sobre cómo “Learning love means not to know”

Learning love means not to know”. Así es como se presentan HAERTS en la contraportada del libreto de su primer álbum homónimo. 10 temas de pop pegadizo, sin complicaciones, que entran fácilmente, y con letras que, oh wonder, van principalmente sobre el amól. Nini Fabi, la voz principal de las canciones, nos recuerda a Stevie Nicks -salvando las distancias, claro está-, y viene acompañada de su pareja, Benjamin Gerbert (guitarra y teclados), y dos amigos: Garret Ienner (guitarrista que ha dejado el grupo recientemente) y Derek McWilliams (bajista).

Este cuarteto (está por ver si el sustituto de Garrett tendrá nombre y apellidos o si será de quita-y-pon), nos ofrece un synth-pop azucarado con aires ochenteros. No en vano trabajan mano a mano con Jean-Philip Grobler aka St LuciaEl hecho es que HAERTS fue una de las bandas más hyped del año pasado (¡ahí va! ¿por qué será que están en Coachella este año?) pero, a diferencia de FKA Twigs, a mi ver, ante el resultado final de su álbum debut HAERTS, el hype se convirtió en overhype, pues puede llegar incluso hasta a aburrir. No obstante, sin vergüenza alguna me dispongo a presentar aquí uno de esos guilty pleasures que no le hacen daño a nadie, pues en el álbum también encontramos algunas perlas dignas de mención, aunque me cuestiono si lo hacen en la secuencia más apropiada.

En cuanto a las letras, escritas por Nini, no descubrimos América ni por asomo. Así pues, si en “Heart” Nini promulga que “I will never break your heart” (me abuuuuuurroooooooo) y que “There’s a reason we search for the one“, en “Be The One” impera la desesperación por evitar que el “one” no abandone lo que, parece ser, ya no tiene interés para él o ella. No, interés ninguno, por mucho que le insistan, aun sabiendo que, como se repite en el estribillo de “Call My Name” (de clara inspiración en “Lady in Red” de Chris De Burgh – todo vuelve), “(w)hen I leave I’ll take away the pain“. Lo mismo ocurre en una de mis canciones preferidas musicalmente hablando del disco, Wings, donde la 1ª persona insiste que “I will never let you go” aunque “I know you want it, I know you want it“. Hay que ser zoquete para insistir tanto, pues al final “All the days we had together” hacen que por mucho que “our memory falls into the sun, (it) cannot take us back“. En resumen, “Hope is the air the fools breathe“, que como frase no está mal.

Temas destacables: sin pensar demasiado en la letra, y simplemente dejándome llevar por sensaciones, “Wings, porque es la primera que escuché de ellos y la que me enganchó y, además, me hace pensar automáticamente en vídeos de vacaciones de verano grabados con Super-8 (don’t ask); “All The Days” de principio a fin, pero particularmente el efecto de caballo que viene de Bonanza de 02:46 junto a la voz sintetizada de hasta 03:17; “Lights Out“, por su melancolía indiscutible en los teclados; y por último pero no por ello menos importante, “Hemiplegia“, particularmente el silencio instrumental (sí, el silencio) en 02:15. Woah! 

Temas del que recomiendo pasar por alto directamente: No One Needs To Know“, efectivamente, no one needs to know this track, pues una cosa es tener reminiscencias ochenteras, y la otra es imitarlas de modo que suenen hasta mal; “Be The One“, aunque algunos críticos la alaben, y “Hope“, que se pierde en su propia búsqueda por la grandilocuencia.

Antes de terminar, dos cositas:

1) una sesión live por la que tengo particular aprecio, pues “Giving Up” suena igual o incluso mejor que en álbum, si no fuera por los coros…

2) Mis impresiones de su actuación el primer finde de Coachella, que no estuvo mal, pero tampoco para tirar cohetes (hence my meanie me making an appearance online. Oopsie!).

Mind that "sounding good" no es lo mismo que "sounding great".
Nótese que “sounding good” no es lo mismo que “sounding great“.

Y con esto y un bizcocho, esperemos que HAERTS encuentre el punto en que puedan llegar a saber what learning love means en próximos trabajos. En este, se quedan en un intento que no está mal, pero que no es ni mucho menos brillante.

Mi banda sonora cosecha del 2014

Ten gustos distintos em va suggerir fer la “lista de los discos del año” (léase restringido al rollo indie, pop-rock y electrónico en el que nos movemos). Overloaded with work, ya digo ahora que no tendré tiempo de escribir más sobre ellos (shame!). Lo que viene ahora no es que sea necesariamente bueno, sino lo que más he escuchado durante el año. El orden en que aparecen también es totalmente random.

The Acid – Liminal : ¡¡¡toy enganchá!!!
FKA Twigs: LP1 : OMG, ¡peazo LP!
HAERTS – Haerts : con altibajos, más altos que bajos, así que lo incluyo.
Angus and Julia Stone – Julia and Angus Stone (self-titled): ¡y qué buenos son en directo!
Lana Del Rey – Ultraviolence: al final decido que sí makes the cut, pero sería de los ultimitos de la lista; tiene gems, aunque ella sea todo un personaje…)
Perfume Genius – Too Bright

Hundred Waters – The Moon Rang Like A Bell LP
Warpaint – Warpaint
No. 1 Dads – About Face
Alt-J – This is All Yoursaunque el anterior era mejor, imo.
Ed Sheeran – X
Damien Rice – My Favourite Faded Fantasy
Damon Albarn – Everyday Robots

The War On Drugs – Lost In The Dream
Kishi Bashi – Lighght
SOHN – Tremors
Chet Faker – Built On Glass
Hozier – Hozier

Hay muchos que mencionan Caribou. Está bien, para mí, pero no me acaba de… El último de St. Vincent está bien un rato, pero tampoco me emociona y no puedo con Taylor Swift, ni con el 1989 ni con ninguno. #SorryNotSorry.

Y sí, gran vacío de música nacional…